La Propuesta Editorial

¡Saludos, ávidos devoradores de libros! ¡Por fin viernes!

En la entrada de hoy retomamos el tema de “Cómo enviar tu manuscrito a una Editorial” y os hablaremos de la propuesta editorial. Si quieres saber qué es y cómo redactarla, sigue leyendo 😉

Las editoriales que aceptan manuscritos suelen indicar en este apartado de su web cómo prefieren recibirlos: en qué formato enviar la obra y qué documentos adjuntar al propio manuscrito (suele ser una breve biografía y resumen de la novela). Incluso habrá ocasiones en las que, en lugar de solicitar el manuscrito completo, pedirán sólo un par de capítulos.  

En el caso de que la editorial sí especifique qué enviar, acertar es fácil: cíñete a lo que te pidan, sin más.
Sin embargo, muchas veces nos encontraremos únicamente con el email de contacto al que enviar el manuscrito y las dudas se apoderan de nuestra alma de escritor novato: ¿Y ahora qué pongo? ¿En qué formato lo envio?

Aparte del email a la editorial en el que te presentas junto a tu obra, lo mejor que puedes hacer en estos casos es preparar una bonita Propuesta Editorial para adjuntarla a tu manuscrito.  Y, a no ser que indique lo contrario, nuestro consejo es que la envíes en formato PDF.

Vale, perfecto. ¿Y qué es eso de la Propuesta Editorial?

La Propuesta Editorial es uno de los documentos más importantes junto con el email de presentación, porque será aquí dónde daremos a conocer con todo lujo de detalles nuestra novela. Debemos convencer al editor de que el manuscrito que adjuntamos merece la pena para que sea leído.  

Dicho así, puede dar un poco de miedo, pero aunque sí es cierto que implica horas extra de trabajo, preparar una propuesta decente es algo bastante sencillo.

Propuestas Editoriales hay muchas y de muchos tipos. Es importante que la presentación esté muy cuidada: vigila márgenes, tipografía, faltas de ortografía… Cada cual la puede escribir a su manera; más o menos original. Pero sí es cierto que, al menos, deberías incluir estos puntos en ella:

1- Una primera página en la que indiques el título de la obra y nombre de autor/es.  Nota: también puedes poner aquí el número de asiento registral de la obra.

2- En segundo lugar, escribe un párrafo introductorio a tu novela: género literario al que pertenece, a qué público va dirigida, temas que trata, por qué la has escrito, valores que defiende, qué finalidad tiene y reacciones que buscas en sus lectores…  En resumidas cuentas: explica en pocas líneas por qué tu manuscrito es tan genial.

3- La estructura de la obra.
Número de palabras, número de páginas que tiene el manuscrito, número de capítulos; si está dividida en varias partes… También puedes especificar aquí si es una obra autoconclusiva, pertenece a algún tipo de saga o tiene continuación.  En este último caso, cuenta en unas pinceladas de qué van las continuaciones que tienes pensadas o escritas 😉

4- Estructura narrativa de la novela.
Puedes incluir este punto en el anterior porque fusionar cosas es algo muy bonito. En la estructura narrativa damos a conocer el tipo de narrador que hemos elegido: si es en primera o en tercera persona, si está escrito en pasado o en presente o si es una novela coral (contada por varios personajes).
También el paso del tiempo es algo de lo que se puede hablar en la estructura narrativa: cuenta aquí si has intercalado algún flashback, si por el contrario has decidido comenzar tu historia en el futuro y la cuentas hacia atrás… Cosas así. ¡Ah! Y no te olvides de justificar de algún modo el motivo de estas elecciones.

5- Contexto literario.
¿Y esto qué narices es? No lo he oído en mi vida.
El contexto literario es el marco en el que encaja tu novela. ¿Estás escribiendo fantasía medieval? ¿O por el contrario estamos ante un mundo actual y realista? Sea como sea, tu novela estará inscrita en un contexto específico y, por lo tanto, también tendrá una influencia de la que beber, aunque sea por pura localización, ya que no es lo mismo ambientar una novela en Alaska que en la India.
Incluso el universo más original jamás creado se basará en unas reglas ya conocidas. Habla en este apartado de las influencias de tu novela (incluso puede basarse en otros autores, series o películas).
Aprovecha también para comentar algo acerca de la documentación de la novela. Esto es algo que nunca está demás.

6- La sinopsis argumental o resumen.
No, la sinopsis argumental no es lo mismo que la sinopsis a secas. Sinopsis argumental es sinónimo a resumen contado con pelos, señales y todos los spoilers que se te puedan ocurrir a cerca de la trama. Sí, también contaremos el final.  Y lo mejor de todo: este resumen no puede tener más de dos páginas de extensión. Todo un reto, ¿verdad?
No te preocupes, puede hacerse. Haz un pequeño esquema con las cosas importantes que van sucediendo a lo largo de la trama hasta llegar al final y luego únelas entre sí con una redacción sencilla y clara.

7- Sinopsis (opcional)
Esta sí es la sinopsis que todos conocemos: la que encontramos en la contraportada de los libros que te cuentan poco o nada, pero hacen que quieras leerlo sí o sí. Puedes escribirla como extra si te hace ilusión, pero cuando una editorial te pida “Sinopsis” cíñete mejor a la sinopsis argumental por si las moscas 🙂

8- Fichas de personajes protagonistas (opcional)
Algunas editoriales las piden. Pero si no, también puedes incluirlas y hablar un poquito de cada uno de tus protagonistas, que es algo que nos encanta.
Eso sí, no te extiendas mucho. Unas cinco líneas para cada uno como máximo. Como extra puedes añadir alguna fotografía, dibujo o aesthetic que te recuerde a los personajes 🙂

9- Breve biografía de autor.
Tu apartado privado como escritor. Casi a modo de CV pero en formato narrativo. Consejo: escríbelo en primera persona porque hablar sobre uno mismo en tercera es un poco raro, en serio.
Aquí tienes que contar todos tus logros como escritor y el contacto que tienes con el mundo literario. Si eres blogger o booktuber estás de suerte porque tener presencia en las redes sociales da muchos puntos. Pero si no, no te preocupes. En futuras entradas os hablaremos de cómo redactar una biografía de autor en condiciones muy aceptables si eres un don nadie y no has publicado nada.

10- Contacto y redes.
Breve y conciso.  Simplemente pon los links a las redes donde puedan localizarte y donde estés más activo, un email y un teléfono.


Y ya está. Aquí tenemos cómo redactar una Propuesta Editorial en 10 sencillos pasos.
Estos serían los apartados que debería tener una bastante completa y trabajada que, sin lugar a dudas, será de gran ayuda a la persona encargada realizar las lecturas editoriales.
Una propuesta editorial bien hecha no garantiza el éxito, pero nos facilita mucho el camino porque llama la atención lo suficiente para que invite a leernos.

Hasta aquí por hoy. Esperamos que os haya resultado una entrada interesante y útil para el futuro.

¡Hasta el viernes próximo!

Anuncios

3 comentarios en “La Propuesta Editorial

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s